jueves, 20 de noviembre de 2008

Las TIC en los Grados de Maestro en Educación Infantil y Primaria: a modo de justificación

Entre las competencias generales comunes de la UCLM para los títulos de Grado, cobra especial importancia el “dominio de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC)”.

En las órdenes del MEC ECI/3854/2007 y ECI/3857/2007 de 27 de diciembre de 2007 en el que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales conducentes al ejercicio de la profesión de Maestro en Educación Infantil y Educación Primaria, respectivamente, se relacionan algunas competencias que los estudiantes a maestro deben adquirir y que guardan relación con TICS. Las TIC aparecen, por tanto, fielmente reflejadas en las competencias tanto en Infantil como en Primaria.
  • En educación infantil:“ Conocer las implicaciones educativas de las Tecnologías de la Información y la Comunicación y en particular de la televisión en la primera infancia”.


  • En educación primaria:“Conocer y aplicar en las aulas las tecnologías de la información y de la comunicación. Discernir selectivamente la información audiovisual que contribuya a los aprendizajes, a la formación cívica y a la riqueza cultural”.

En las propuestas sobre los nuevos planes de estudio de maestro en Educación Infantil y Educación Primaria parece ineludible la inclusión de estas competencias, (Competencias en Tecnologías de la Información y la Comunicación – TIC ), en la formación de los futuros maestros tal y como se formula desde el marco legal

Como contenido formativo de los módulos se explicita, además, en ambos títulos, la necesidad de desarrollar en los futuros profesores la competencia de “Analizar e incorporar de forma crítica las cuestiones más relevantes de la sociedad actual que afectan a la educación familiar y escolar: impacto social y educativo de los lenguajes audiovisuales y de las pantallas” dentro del bloque de formación básica denominado “Sociedad, familia y escuela”.

La Ley Orgánica de Educación (LOE de 3 de mayo), incluye como competencias en educación: las tecnologías de la información y la comunicación y entre los objetivos de la educación primaria (capítulo 2 artículo 17, i): “iniciarse en la utilización, para el aprendizaje, de las tecnologías de la información y la comunicación desarrollando un espíritu crítico ante los mensajes que reciben y elaboran”

Dado que están suficientemente identificadas estas competencias digitales en la formación de los futuros maestros, la presencia de al menos una asignatura que capacite al futuro maestro en el logro de competencias relacionadas con el uso pedagógico de las TIC está suficientemente reconocida. Sería inconcebible lo contrario en la sociedad de la información y comunicación en la que estamos inmersos donde la omnipresencia de las nuevas tecnologías es una de las notas características del siglo XXI.

La importancia de esta formación es indudable y así lo recogen numerosos documentos entre los que destacamos el elaborado por la Red Universitaria de Tecnología Educativa (RUTE) y la Asociación para el desarrollo de la Tecnología Educativa y las Nuevas Tecnologías aplicadas a la Educación (EDUTEC) cuya declaración de 31 de marzo de 2008 sobre Formación y desarrollo de las competencias de los futuros profesores para el uso pedagógico de las TIC ” hace las siguientes consideraciones y recomendaciones:

1.- La formación inicial del profesorado es un elemento clave y estratégico para la innovación y mejora de la calidad de cualquier sistema escolar. En este sentido, en una sociedad cultural y tecnológicamente compleja como la nuestra, el profesorado y profesionales de la educación deben aprender a afrontar nuevos retos y problemas educativos que no existían hace pocos años atrás. Entre estos nuevos desafíos de los docentes se encuentran:
  • Ser capaz de planificar y desarrollar en el alumnado las competencias relacionadas con la cultura audiovisual y digital, que aseguren un nivel de alfabetización que permita un desarrollo adecuado en su contexto, tal como establecen en la legislación española.

  • Saber integrar y usar pedagógicamente las tecnologías de la información y comunicación en su práctica profesional en el aula

  • Estar cualificado para diseñar, poner en práctica y evaluar procesos de enseñanza-aprendizaje a través de espacios y aulas virtuales.

    2.- En la mayor parte de los sistemas universitarios europeos se contempla esta formación. Diferentes organismos internacionales abogan por la incorporación de estas enseñanzas en los currícula de los profesionales de la enseñanza. Específicamente, en el contexto español desde hace aproximadamente tres lustros existen materias, en las distintas titulaciones, relacionadas con la tecnología en general y con las nuevas tecnologías en particular, definiendo competencias en TIC a adquirir por estos alumnos

    3.- La formación del profesorado en competencias relacionadas con las tecnologías de la información y comunicación en contextos educativos es una necesidad formativa fundamental y relevante del profesorado del siglo XXI. Ante la complejidad de los problemas educativos que implican las TIC la formación del profesorado no debe tener que ver exclusivamente con el manejo de los diferentes desarrollos, sino que debe tender a propiciar un conocimiento que les permita la inserción de estas tecnologías en su práctica escolar.

    En consecuencia, un modelo de formación integral de los futuros profesores en relación con las TIC debiera abarcar el desarrollo de las siguientes ámbitos de competencias:

    a) Competencias instrumentales informáticas

    b) Competencias para el uso didáctico de la tecnología

    c) Competencias para la docencia virtual

    d) Competencias socioculturales

    e) Competencias comunicacionales a través de TIC.

    4.- Teniendo en cuenta todos los antecedentes anteriormente presentados, RUTE y EDUTEC-asociaciones que reúnen a profesores universitarios de las universidades españolas que enseñan e investigan en el campo de las tecnologías en la educación - propone que en la planificación de los títulos a impartir desde las Facultades de Educación y/o Pedagogía y Escuelas de Magisterio se contemplen asignaturas que desarrollen las competencias relacionadas con las tecnologías en la educación antes mencionadas, en la dirección de un sistema educativo que dé respuesta a las necesidades y problemas del siglo XXI así como para la formación de los profesores que lo han de hacer realidad.

    5.- La asignación e impartición de esta materia debiera ser realizada por aquellos docentes e investigadores universitarios especializados y con experiencia contrastada en esta temática y en este campo de aplicación.

    En esta declaración, se propone que se garantice, por tanto, una formación básica en TIC en todos los títulos de formación del profesorado (tanto de Infantil, Primaria como Secundaria), incorporando a los planes de estudio una materia/asignatura denominada Las tecnologías de la información y comunicación en la educación.

    Se puede acceder a una dirección desde la que profesores de Tecnología participamos desde una red social de docentes TIC la situación en diferentes universidades españolas.
    http://redtecnologiaeducativa.ning.com/forum/topic/show?id=2060166%3ATopic%3A1761

Esta postura es además coherente con la perspectiva de los informes que nos llegan desde la Europa con la que pretendemos armonizar en la que se señala como una competencia fundamental la alfabetización en el uso y dominio de estas herramientas de progreso social (Informe REFLEX [1]de la ANECA).

Tanto en los Libros Blancos como en los documentos internacionales (incluso en el documento de la UNESCO "Estándares UNESCO de Competencia TIC para Docentes [2]"), figura el propósito de extender este tipo de formación a todos los educadores, tanto en la faceta de alfabetización audiovisual como en la de integración de las tecnologías de la información y la comunicación en la práctica profesional.

Desde la incorporación de Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación a los planes de estudios de formación inicial de maestros en las distintas especialidades (Plan 92 y Plan 99), hemos tenido ocasión de participar junto con los estudiantes de razones que justifican y avalan la presencia de estos estudios en la capacitación de los futuros maestros. Los estudiantes así lo expresan en las valoraciones que hacen a la única asignatura en la carrera que viene capacitando en el dominio de las Tecnologías de la Información y la Comunicación desde un punto de vista educativo, poniendo de manifiesto su importancia y la necesidad de aumentar su consideración en créditos.

Estoy convencido de que la formación en TIC de los futuros maestros en Castilla la Mancha es una gran oportunidad que sigue en la línea de esfuerzo que está haciendo la Administración Educativa en Castilla la Mancha por preparar a los maestros en ejercicio hacia esta formación incorporando herramientas tecnológicas de enseñanza/aprendizaje (durante estos últimos meses, la JCCM ha entregado 28.500 portátiles a los profesores de la región y esta iniciativa se acompaña con procesos de formación permanente en este sentido).

La Universidad debiera ser sensible y conceder toda la atención posible a esta problemática, entendiendo que TICs es un campo de investigación y conocimiento desde hace décadas y precisa de un tratamiento específico que no puede ser abordado exclusivamente de manera transversal,…

Incluyo a continuación algunos argumentos que en su momento manifestamos algunos profesores de la Red Docente de Tecnología Educativa en el debate sobre la formación inicial en TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) de los futuros profesores.






[1] http://www.aneca.es/estudios/docs/InformeejecutivoANECA_jornadasREFLEXV20.pdf

[2] http://www.eduteka.org/pdfdir/UNESCOEstandaresDocentes.pdf